LA BATALLA DE ELLA (PARTE 1)

Cuenta una leyenda que nunca se sabe muy bien con qué saldrá o que querrá decirte, lo que sí se sabe con certeza es que daño no te hará y por siempre te amará, si, por siempre, si llegas a romperla, destrozarla o engañarla, aun así, podrá entenderlo y darte amor.

Ella en sus tiempos más oscuros y complejos no llegó a tener como opción destrozar a otro, al contrario, se sentía responsable de cuidarlo, puesto que no quería que llegarán al abismo donde se encontraba. El abismo donde se encontraba Ella estaba llena de desordenes alimenticios, una autoestima fantasma, comentarios absurdos pero penetrantes, soledad y talento, parecen muchas cosas y lo eran.

Cada día que pasaba era un día en el que tenía menos fuerza y la batalla era más dura. La batalla, no era una común, no era una batalla en contra de otros, era una batalla en contra de ella, de su interior, lo que agredía y consumía a Ella cada día de su vida era ella misma, sus pensamientos aturdían cada segundo, sus atracones destrozaban cada momento de tranquilidad que lograba conseguir y la soledad, la soledad encendía en llamas cada parte de su ser.

Hoy Ella, esta distinta, ha logrado sembrar y cosechar infinidades de riquezas después de tanto caos, pero pasaron muchos meses, muchas lágrimas, de esto no salió sola.

 

Si quieres saber más de esta historia, atento/a que estaré publicando un poco más…

 

 

 

 

DETENTE

¡DETENTE!

Tú me dabas noches de placer y orgasmos como nadie

Tus caricias me hacían enloquecer

Pero, detente

Para de creer y decir que contigo me sentía especial

Contigo nunca me sentí especial

Jamás contigo me sentí especial

Yo sabia que era una más de tu lista

Sabía que esto era un ida y vuelta

Sabía que desaparecerías y volverías

Detente, contigo nunca me sentí especial.

 

 

08.07.19

TONTOS E ILUSOS

Fuimos los únicos que creíamos en nuestro amor

Los únicos que apostábamos por nuestra ilusión

Los únicos

Los únicos que creíamos que con amor era suficiente, que no era necesario algo más.

Los únicos que creíamos que si nuestro deseo era el centro, todo marcharía bien.

Eramos los únicos, los únicos que no comprendíamos que necesitábamos compromiso, dedicación, tolerancia, respeto.

Los únicos idiotas fuimos nosotros

Fuimos y somos

Aquí estamos inmersos en nuestras creencias sobre arena

Separados

08.07.19

 

LA CIUDAD DE LA FURIA

Magía, poesía, arte y cuestionamientos

Calles repletas de tránsito e historia

Calles que no duermen

Cafeterías llenas de amor y sin buen café

Gente amorosa, reactiva, receptiva y grandiosa.

Bondadosa eres

Tan grande que se hace imposible llegarte a conocer por completo

Eres grande y mágico Buenos Aires.

NUESTRA ETERNIDAD

Cada segundo, cada trozo, cada partícula de cada canción que un día nos perteneció

Todo me lleva a nuestro lugar favorito, me traslada a cada a uno de nuestros momentos juntos

Me lleva a los momentos mágicos

Viajo a todo eso que nos susurramos al oído

Me lleva a cada uno de nuestros besos y abrazos que no queríamos que acabaran, nuestros besos y abrazos infinitos.

 

RUIDO

El miedo y el pánico

El ruido me abruma y me bloquea

Mi sentido auditivo se inhibe

No quiero escuchar, no quiero

No quiero estar expuesta

Quiero permanecer

Permanecer aquí en mi burbuja

Permanecer aquí sin miedo

Perdón, con miedo pero segura

 

No quiero tener más miedo

Quiero estar tranquila

Quiero poder respirar

No quiero esta angustia conmigo por siempre.

 

(Escrito algún día en el año 2019 en aquella cueva)

 

Mi Dios

La iglesia me desespera un poco porque tambalea más que yo y quiero que me brinde estabilidad, si está para eso o no realmente no me interesa, quiero estabilidad y quiero respuestas.

Siento que no encajo, o quizá no quiero encajar. A veces busco volver y me encuentro con que realmente quiero escapar, todo me resulta muy confuso, pero me siento mejor al escapar que buscando motivos para ir nuevamente.

Todo me resulta muy extraño, porque la biblia, la biblia sigue siendo de los libros favoritos, me gusta dedicarle tiempo y perderme en cada versículo, pero la iglesia, la iglesia siento que no va en sintonía con ella y quizás eso no me permite engranar con lo que la iglesia juega a brindarme.

Agradezco y aborrezco tanto, crecí y me desvanecí, me tumbaron y me levantaron, pasó mucho y hoy día hay caos y nada pasa, quizás eso es lo que me abruma y me perturba, que hay nada, no escucho y no siento la magia y calma que antes sentía con el hecho de “esperar en Dios” ahora me parece hasta un chiste de mal gusto, sin embargo cada noche y cada mañana me gusta hablarle, aunque no sienta que me escucha.

Mi construcción de Dios es bastante clara. Creo en un ser de amor que quiere lo mejor y nos lleva a buscar lo más bonito de nosotros para darnos lo mejor y darle lo mejor a los demás. Un Dios que no busca brindarnos oscuridad y tampoco nos da luz, simplemente nos acompaña por donde nuestras decisiones y consecuencias nos lleven. Un Dios que se ríe cuando creen que todo depende de Él, un Dios que le entristece cuando escucha discursos absurdos por parte de Laicos, religiosas y sacerdotes en su nombre. Creo en un Dios que ama el progreso y no cree en la perfección, uno que quiere que demos lo mejor y no desistamos de brindar nuestro amor al mundo, ese es mi Dios, ese es el Dios del que hablo.

Y tú? Cuéntame ¿Cómo es tu Dios?

Al borde

Me decepciona.

Me decepciona lo poco que puedo quererme, lo poco que puedo llegar a cuidarme.

Me sorprende tanto leer y aprender para no accionar.

Me da vergüenza, no encuentro como darme la cara, no encuentro la manera adecuada para comunicarle a mi cuerpo lo que sucede y porqué sucede.

Tampoco sé cómo explicarle que a pesar de que en muchas ocasiones me he encontrado al borde no aprendo, que no me cuido lo suficiente, que no le doy el lugar que merece, que priorizo otras cosas como que si no lo necesitará a el para llevar a cabo mis tareas, no sé qué hacer o bueno sí.

Quiero pedirle perdón, pero sé que esto no se soluciona así, sé que mis hábitos deben cambiar pero tampoco sé cómo explicarle que para que me hábitos cambien hay algo en el interior que se debe transformar y surge otro problema, necesito ayuda creo que eso no lo había dicho pero la necesito necesito ayuda, porque no, no puedo, esto no puedo hacerlo sola, yo sé desde hace mucho que mis hábitos tengo que cambiar yo sé desde hace mucho que me tengo que cuidar.

Desde hace mucho hay algo que me juega en contra, mejor dicho hay muchas cosas que me juegan en contra, la inestabilidad emocional es de las enemigas más grandes que tengo en estos momentos, la tengo desde hace mucho pero nunca había logrado ganarme hasta hace un par de meses, es cómo si tuviese un control y me dijera dónde ir, la inestabilidad logrado tomar más decisiones de las que quisiera y no sé, siento que estoy viviendo una disociación que no comprendo hasta que tomó una decisión, una decisión que se nota y que se refleja en mi vida, yo lo notó, muchos la verdad no.

Volvemos al principio, la verdad creo que no sé qué hacer, no encuentro una alternativa para atacar todo esto de emergencia porque vuelvo y repito sé lo que tengo que hacer aunque diga que no lo sé pero hay algo en el interior que sabe muchas cosas que yo sé pero no quiero saber, creo que quizás te este confundiendo un poco pero para simplificar hay un conocimiento dentro de mí que sé que poseo y que quiero pero a la vez no quiero conocer, mi conciencia realmente no sabe si está capacitada para soportar ese conocimiento y resulta que hasta que yo no resuelva y no resignifique todo ese conocimiento voy a seguir estando aquí, al borde donde no quiero estar o al parecer sí, lo único que puedo decir es que nunca había tenido tanto miedo en el borde.

00.00.00
Desde la cueva

ALQUIMISTAS

Abruma y retumba en mi cabeza.

¿Por qué tenemos que dar explicaciones a cuando nuestro gusto no encajan lo que dicta la mayoría?

-“No me gusta GOT”

-¿Cómo es posible? No sabes nada de series.
– “Me gusta keep me up with the kardashians”
– ¿Qué sentido tiene ese programa es muy superficial?

Y ahora… ¿Queé te importa el fundamento de mi gusto?

¿Quién te hizo creer que tienes el derecho a conocer el porqué de mis preferencias?

¿Quién eres para juzgar si mi postura tiene sentido? ¿Quién eres tú? ¿Qué te hace más?

Basta de hacerlo diferente a un lado. Paren de categorizarse.
Basta con la necesidad imperiosa de resaltar que una persona que no comparte tu idea está mal.
Basta de sentirse atacado cuando no comparten tu opinión.

Vamos a abrir la puerta a convivir con lo diverso, lo necesitamos. Abramos la puerta a respetar las opiniones y gustos de los demás, demos espacio al aprendizaje, todas y cada una de las personas que nos rodean tienen algo para ofrecer, dejemos a un lado esa necesidad de juzgarnos, golpearnos y dividirnos. Seamos como un alquimista, vamos a convertir todo lo que llegue a nuestras vidas en riquezas.

Te invito un reto

RETO ALQUIMISTA

El reto consiste en escoger a una persona con la que consideres que no tienes muchos gustos opiniones y preferencias similares y te vas a permitir conocerlo por algunos días te prometo que lograrás aprender algo, date un espacio para aprender las maravillas de quienes nos rodean.

Sí decides participar en el reto deja tu comentario con tu correo o escríbeme por DM en instagram para así enviarte tu ficha e inicies a ser un ALQUIMISTA DE VIDA.

ESPERO TU MENSAJE ♥️

NO HUBO DESPEDIDA

Todos hablan y sufren por aquella despedida.

Despedida entre nosotros nunca hubo.

Yo asumía que no lo soportaría.

Él la deseaba.

Yo no quería entender que sería la última vez.

Él quería que hubiese por lo menos eso, la última vez por que ahora, ahora no estamos.

Él allá y yo aquí.

Los dos queriendo que haya sólo una última vez.

Que sea la última vez,. El último día de distancia entre nosotros.

El último día de este amor interrumpido por el tiempo, las circunstancias, la cobardía y hasta la valentía.

Valientes, eso fuimos al amarnos tanto y seguir el uno sin el otro.

00.00.00

despedida.jpg