MI ENERGÍA, UN TRAMPOLÍN

      Es muy cotidiano escuchar día a día frases como “Ya no se que hacer” “Nada me esta saliendo bien” “Todo este mes han estado las cosas de cabeza”… Pero muy poco escuchamos cosas como “Yo se que puedo” “Lograre todo lo que me proponga” entre otras frases que de alguna u otra manera sean alentadoras tanto para nosotros como para las personas que nos rodean, se ha vuelto muy habitual poner énfasis en lo que no se ha hecho y en lo que no se ha logrado dejando de lado objetivos y sueños alcanzados.

     Como seres humanos poseemos energía, y también el poder sobre la misma, tenemos la capacidad de desarrollar cosas inmensas con ella, es importante tener en cuenta que la energía negativa no lleva en ningún momento a alcanzar logros ni tampoco a realizar cosas que resulten realmente positivas para nosotros, debemos potenciar nuestra energía positiva y llevarla a su nivel máximo cada día, por nosotros y por los demás, siempre debemos ir de la mano con el otro, no somos seres aislados, somos seres que nos relacionamos día a día, lo necesitamos y por ende también necesitamos relaciones sanas y beneficiosas.

     Aunado a esto, el desarrollo de nuestra energía positiva dependerá de nuestra disposición a realizar algunas cosas, como por ejemplo despertarse agradeciendo por un nuevo día, poner lo mejor de si mismo en toda actividad a realizar en el día, y una de las cosas más importantes, poner mucho empeño, dedicación y mucho corazón, en todo. También hay que tener en cuenta unos por menores que dan resultados G R A N D I O S O S:

  • Dar los buenos días.
  • Ayudar a quien lo necesite siempre y cuando esté en nuestras manos hacerlo.
  • No guardar rencor.
  • Ser bondadosos.
  • Siempre dar gracias.
  • Sonreír siempre.
  • Pensar en posibilidades.
  • A M A R

     Quizás estas sugerencias resulten un tanto “Cliché” pero son desechadas día a día por muchos de nosotros, a veces dejamos lo obvio de lado, y como dice mi amigo Ali “Nunca hay que dejar de lado lo obvio”, es tácito, está ahí, lo sabemos, pero… ¿Lo hacemos?, tenemos muchísimas capacidades y a veces creemos que no, sin embargo no las desaparece, pero si las llena de polvo la creencia errada de que no existen, debemos desempolvarlas y explotarlas al máximo, fomentarlas nos hace crecer cada día más, nuestra energía es un trampolín que nos envía a donde lo deseemos, depende de nosotros el rumbo a tomar, y si depende de nosotros, ¿Por qué no ser ambiciosos? ¿Por qué no querer y lograr todo aquello que nos dijeron que no lograríamos?…

       “Mi energía y tu energía, un trampolín que nos lleva al destino que deseemos.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: